Conexio consulting

Comsa Emte se adjudica un contrato de 100 millones en Turquía

El grupo Comsa Emte ha dado un nuevo impulso a su crecimiento internacional gracias a la adjudicación de un contrato para ampliar el metro de Ankara, la capital turca, por un importe total de 100 millones de euros.

La empresa controlada por las familias Miarnau y Sumarroca será la encargada de finalizar la construcción de dos nuevas líneas del suburbano de Ankara, con un total de 32 kilómetros de longitud y 22 estaciones.

Se trata del primer proyecto de Comsa Emte en Turquía y la firma del contrato se ha formalizado en Ankara, durante un acto al que ha acudido el presidente del parlamento turco, el ministro de transportes, el gobernador de Ankara y el embajador español en Ankara, entre otras autoridades.

Se prevé que el proyecto comience en febrero y que el plazo de ejecución sea de 24 meses, una obra que se hará junto a la empresa turca Açilim Isaat.

En concreto, Comsa Emte completará la construcción de las líneas Kizilay-Çayyolu (M2), de 16,59 kilómetros de longitud y 11 estaciones, y Batikent-Sinçan (M3), de 15,36 kilómetros y también con 11 estaciones.

Al concurso se habían presentado 16 grupos de diversos países, de las cuales quedaron luego 12, y finalmente la dirección general de Trabajos de Infraestructuras del Gobierno turco adjudicó dos de los tres contratos en juego a la joint venture formada por Comsa Emte y la empresa turca.

La compañía, que cuenta con 9.500 empleados en todo el mundo, cree que esta adjudicación consolida su apuesta por las grandes infraestructuras como puerta de acceso a nuevos mercadosEl grupo Comsa Emte ha dado un nuevo impulso a su crecimiento internacional gracias a la adjudicación de un contrato para ampliar el metro de Ankara, la capital turca, por un importe total de 100 millones de euros.

La empresa controlada por las familias Miarnau y Sumarroca será la encargada de finalizar la construcción de dos nuevas líneas del suburbano de Ankara, con un total de 32 kilómetros de longitud y 22 estaciones.

Se trata del primer proyecto de Comsa Emte en Turquía y la firma del contrato se ha formalizado en Ankara, durante un acto al que ha acudido el presidente del parlamento turco, el ministro de transportes, el gobernador de Ankara y el embajador español en Ankara, entre otras autoridades.

Se prevé que el proyecto comience en febrero y que el plazo de ejecución sea de 24 meses, una obra que se hará junto a la empresa turca Açilim Isaat.

En concreto, Comsa Emte completará la construcción de las líneas Kizilay-Çayyolu (M2), de 16,59 kilómetros de longitud y 11 estaciones, y Batikent-Sinçan (M3), de 15,36 kilómetros y también con 11 estaciones.

Al concurso se habían presentado 16 grupos de diversos países, de las cuales quedaron luego 12, y finalmente la dirección general de Trabajos de Infraestructuras del Gobierno turco adjudicó dos de los tres contratos en juego a la joint venture formada por Comsa Emte y la empresa turca.

La compañía, que cuenta con 9.500 empleados en todo el mundo, cree que esta adjudicación consolida su apuesta por las grandes infraestructuras como puerta de acceso a nuevos mercadosEl grupo Comsa Emte ha dado un nuevo impulso a su crecimiento internacional gracias a la adjudicación de un contrato para ampliar el metro de Ankara, la capital turca, por un importe total de 100 millones de euros.

La empresa controlada por las familias Miarnau y Sumarroca será la encargada de finalizar la construcción de dos nuevas líneas del suburbano de Ankara, con un total de 32 kilómetros de longitud y 22 estaciones.

Se trata del primer proyecto de Comsa Emte en Turquía y la firma del contrato se ha formalizado en Ankara, durante un acto al que ha acudido el presidente del parlamento turco, el ministro de transportes, el gobernador de Ankara y el embajador español en Ankara, entre otras autoridades.

Se prevé que el proyecto comience en febrero y que el plazo de ejecución sea de 24 meses, una obra que se hará junto a la empresa turca Açilim Isaat.

En concreto, Comsa Emte completará la construcción de las líneas Kizilay-Çayyolu (M2), de 16,59 kilómetros de longitud y 11 estaciones, y Batikent-Sinçan (M3), de 15,36 kilómetros y también con 11 estaciones.

Al concurso se habían presentado 16 grupos de diversos países, de las cuales quedaron luego 12, y finalmente la dirección general de Trabajos de Infraestructuras del Gobierno turco adjudicó dos de los tres contratos en juego a la joint venture formada por Comsa Emte y la empresa turca.

La compañía, que cuenta con 9.500 empleados en todo el mundo, cree que esta adjudicación consolida su apuesta por las grandes infraestructuras como puerta de acceso a nuevos mercados

LinkedIn